fbpx
Tag

Royal Caribbean

Browsing

Como un mundo de diversión podría describirse el nuevo crucero de Royal Caribbean, el Odyssey of the Seas. El barco, que estuvo listo en marzo de 2021 y no fue estrenado hasta este noviembre de 2021 debido a la pandemia. 

The North Star en el Odyssey of the Seas. Foto/Gregorio Mayi.
The North Star en el Odyssey of the Seas. Foto/Gregorio Mayi.

Ya está haciendo viajes al Caribe, desde Ft. Lauderdale, Florida y en verano de 2022, irá hacia Europa. Pero te contaremos de eso luego, porque ahora quiero compartirte que este increíbe crucero tiene espectaculares atracciones, como bumpers cars, un trampolín y un simulador de vuelo, entre otros.

Y para más buenas noticias, te cuento que no cuestan nada. Es decir esas atracciones están incluidas en el precio que pagas por tu viaje, aunque hay algunas experiencias adicionales en ellas, que requieren pago, como por ejemplo, si quieres pasar más tiempo en ellas o si quieres alguna clase especial.

Pero vayamos directo a lo que quieres saber. Cuáles son todas esas atracciones? Mira la lista de las más impresionantes.

Bumper Cars o carritos chocones en el Odyssey of the Seas. Foto/Gregorio Mayi.
Bumper Cars o carritos chocones en el Odyssey of the Seas. Foto/Gregorio Mayi.

1-Sí, los increíbles Bumper Cars. Estos carritos chocones, propios de la serie de barcos Quantum (este es Ultra Quantum), los tiene. Están bajo techo en un complejo de entretenimiento que se llama el SeaPlex, donde además hay juegos de realidad virtual, muchos electrónicos, y el área en un momento se convierte en cancha de baloncesto y hasta en pista de patinaje. Allí también está el Playmakers Sports Bar, un bar que tiene docenas de pantallas de televisión para ver eventos deportivos y mesas de billar.

2-El trampolín o Bungee Jumping. Se llama el SkyPad y está en la cubierta de deportes, que es el piso 16.

El trampolín o Bungee Jumping en el Odyssey of the Seas. Foto/Gregorio Mayi.
El trampolín o Bungee Jumping.. Foto/Gregorio Mayi.

3-El North Star. Otra sorpresa que te asombrará. Es una plataforma giratoria en cristal, con capacidad para ocho pasajeros, que te sube a 300 pies sobre el nivel del mar y te da una vuelta para observar el océano y el barco, de una manera única.

The North Star en el Odyssey of the Seas. Foto/Gregorio Mayi.
The North Star . Foto/Gregorio Mayi.

4-El RipCord by IFLY. Es un simulador de sky diving, que te hará sentir que vuelas, literalmente. Para muchos es una experiencia fácil y divertida, para otros, resulta difícil eso de poder volar en una cápsula, pero es igualmente divertida y sobre todo segura, porque siempre tendrás al instructor contigo.

El RipCord by IFLY en el Odyssey of the Seas. Foto/Gregorio Mayi.
El RipCord by IFLY. Foto/Gregorio Mayi.

5-El FlowRider. Este simulador de surfing ya lo tienen muchos otros barcos de Royal Caribbean, pero siempre es súper divertido y muy solicitado entre los pasajeros. Los instructores te darán las instrucciones, y listo, a surfear como en una playa. Un tip, si vas al atardecer, las fotos serán impresionantes.

FlowRider o simulador de surfing en el Odyssey of the Seas. Foto/Gregorio Mayi.
FlowRider o simulador de surfing en el Odyssey of the Seas. Foto/Gregorio Mayi.

El Odyssey of the Seas, que también tiene varias piscinas, jacuzzis y un área de juegos acuáticos para niños tiene capacidad para 5,510 pasajeros y 1,663 tripulantes. Además tiene más de dos docenas de bares y restaurantes. De eso te contaremos más en un post posterior.

Ya el Odyssey of the Seas es oficialmente parte de la flota de Royal Caribbean. La empresa de cruceros recibió este barco, el número 25, en una ceremonia virtual debido a la pandemia del coronavirus.

Odyssey of the Seas North Star. Foto/Royal Caribbean

Para recibirlo se reunieron de manera remota el chairman y CEO de Royal Caribbean Group, Richard D. Fain, el presidente y CEO de Royal Caribbean International, Michael Bayley, y el capitán de Odyssey of the Seas, Per Kristoffersen, con el Managing Partner de Meyer Werft Yard, Bernard Meyer, y del Managing Director, Jan Meyer, en la tradicional ceremonia de entrega. Y como es natural en estos casos, estaban felices, por cada uno haber cumplido la parte que le corresponde en traer otro barco enorme y moderno, a la mar.

“Recibir el Odyssey of the Seas en la familia de Royal Caribbean es un soplo de aire fresco. El ingenio, la pasión y el arduo trabajo que nuestra dedicada tripulación, los equipos en tierra y los socios de Meyer Werft han puesto en la construcción de este nuevo barco, y más en una situación como la actual, es increíble “, dijo Bayley.

Odyssey of the Seas. Foto/Royal Caribbean.

“Estamos ansiosos por ofrecer las vacaciones por las que somos famosos en un barco que marcará varios hitos para nosotros, desde convertir a Israel en un puerto base por primera vez hasta presentar la clase Quantum Ultra en América. Cada nuevo barco es un lienzo en blanco que nos hace ser más audaces y diferentes, y Odyssey llevará una selección de instalaciones nuevas (junto a otras que se han convertido ya en las favoritas de los pasajeros) a los dos continentes en los próximos años “, añadió.

Y eso no tardará mucho, porque aunque en Estados Unidos los barcos de Royal Caribbean no están navegando, sí la empresa lo está haciendo ya con éxito en Singapur, desde diciembre. El Quantum of the Seas es el barco que tienen allí, y ha llevado miles de pasajeros de China a cruceros cortos.

Estrenará en Haifa, Israel

El Odyssey es el segundo barco de la clase Quantum Ultra y su temporada inaugural será desde Haifa, en Israel, siendo la primera vez que un barco de Royal Caribbean tiene a ese país como puerto base.

Todos los viajeros serán de Israel y los pasajeros mayores de 18 años y los tripulantes estarán vacunados.

Los viajes serán de 3 a 7 noches desde mayo hasta octubre para visitar el Mediterráneo, con destinos como Rodas, Santorini, Mykonos y Atenas en Grecia y Limasol en Chipre.

Después de su temporada inaugural, Odyssey realizará una travesía transatlántica y debutará en América del Norte en noviembre, donde ofrecerá itinerarios por el Caribe de 6 y 8 noches desde Fort Lauderdale, Florida, visitando lugares como  Aruba, Curacao y Perfect Day at CocoCay, la isla privada de Royal Caribbean en Las Bahamas.

Un barco ultra moderno

Siendo un barco de la Clase Ultra Quantum, las expectativas eran muy grandes para su llegada. El barco desplaza 169,000 toneladas gruesas y trae 12 experiencias completamente nuevas así como otras ya conocidas de los barcos modernos de Royal.

Algunas de estas son:

Cubierta de la piscina de inspiración caribeña: con un aspecto completamente nuevo distribuido a lo largo de dos cubiertas, con dos piscinas al aire libre, cuatro jacuzzis, el Splashaway Bay y el bar Lime & Coconut.

SeaPlex: el centro de actividades interior y exterior más grande de alta mar que contará con el primer Playmakers Sports Bar & Arcade que esté situado en este lugar.

Odyssey of the Seas, Sky Pad. Foto/Royal Caribbean.

Giovanni’s Italian Kitchen & Wine Bar y Teppanyaki: dos restaurantes de Royal Caribbean nuevos en Norteamérica se unen a la variada gama de opciones gastronómicas a bordo. La nueva versión de la trattoria con un nuevo concepto de bar de vinos, mientras que Teppanyaki sirve sabores del este de Asia en el estilo tradicional japonés.

Cubierta superior llena de acción: con el SkyPad (trampolín bungee de realidad virtual que desafía la gravedad), el simulador de surf FlowRider, el simulador de paracaidismo con RipCord de iFly y la icónica cápsula de observación de vidrio North Star que cuenta con vistas de 360 ​​grados desde 300 pies sobre el nivel del mar.

Entretenimiento único: las producciones artísticas de este barco son espectaculares, muy al estilo que tiene acostumbrado Royal Caribbean a sus viajeros. Entre otras opciones tendrán el Royal Theater y Two70, con tecnología inmersiva, efectos especiales y los artistas y trapecistas que suben al escenario junto a seis ágiles Roboscreens para un espectáculo en vivo multidimensional.                                                                                  

Una buena noticia en el mundo de los cruceros es el anuncio del regreso a navegar de Royal Caribbean. La empresa de barcos dijo que navegará a partir de junio por Las Bahamas y México, con itinerarios de 7 noches en el Adventure of the Seas.

CocoCay en Las Bahamas. Foto Royal Caribbean.

Los viajes, ida y vuelta desde Nassau, Las Bahamas tendrán una primera serie de itinerarios con dos días consecutivos en la isla privada de Perfect Day at CocoCay, además de paradas en la isla Gran Bahama, Las Bahamas y Cozumel, México. 

Estos viajes empiezan el 12 de junio y durarán hasta agosto; las reservaciones estarán disponibles desde el miércoles 24 de marzo de 2021.

Todo el mundo con vacunas

Royal Caribbean dijo que toda su tripulación estará vacunada, incluyendo también el personal que esté en la isla privada de CocoCay.

Todos los pasajeros deberán tener sus vacunas completadas y los que son menores de 18 años, deberán tener prueba negative de COVID-19 y una prueba PCR hecha 72 horas antes del viaje.

CocoCay en Las Bahamas. Foto Royal Caribbean.

 “Estamos emocionados de volver a ofrecer unas vacaciones inolvidables en el Caribe, de forma gradual y segura. Las vacunas son claramente un cambio de panorama para todos nosotros, y con la cantidad de vacunas y su impacto creciendo rápidamente, creemos que comenzar con cruceros para huéspedes adultos vacunados y tripulación es la elección correcta. A medida que avanzamos, contamos con que este requisito y otras medidas evolucionarán inevitablemente”, dijo Michael Bayley, Presidente y CEO de Royal Caribbean International. 

La empresa dijo que más adelante anunciará las medidas de salud y seguridad que se tomarán a bordo y que estarán basadas en las recomendaciones del Healthy Sail Panel, un panel de expertos que hicieron en conjunto con Norwegian Cruise Line.

En cuanto a los tours, indicaron en su comunicación que se podrán explorar destinos en excursiones seleccionadas por Royal Caribbean, lo que implicaría que podrían hacer lo mismo que otras empresas de cruceros que han empezado en Europa, como MSC Cruises y Costa Cruises, que solo permiten bajar en destinos en excursiones de la línea de crucero. Todavía faltan por confirmar detalles.

También informó que los viajeros deberán cumplir con los requisitos de viaje establecidos por Las Bahamas, que puede incluir una prueba negativa de PCR antes de su llegada, realizar la prueba a la llegada al país y completar los formularios de entrada correspondientes. Esto dependerá de las políticas que establezcan las Bahamas, y estas pueden cambiar dependiendo de la situación con el COVID-19.

Este es el primer barco de Royal Caribbean en navegar en aguas de América, pero no el único en el mundo, porque ya el Quantum of the Seas navega con éxito en Singapur y se dijo que el nuevo Odyssey of the Seas debutará desde Haifa, Israel. 

Otras líneas de crucero, como Celebrity Cruises y Crystal Cruises también empezarán travesías en junio.

El enorme crucero Odyssey of the Seas de Royal Caribbean, estrenará en abril de este 2021, luego de tener varios retrasos productos de la  pandemia del coronavirus.

Odyssey of the Seas. Foto/Royal Caribbean.
Odyssey of the Seas. Foto/Royal Caribbean.

Su estreno, que es inminente, está cada vez más cerca, ya que el barco, que está en construcción en el astillero Meyer Werft, de Alemania, ya pasó el conveyance. Esa etapa importante y retante en la construcción, solo se hace para los barcos que se construyen en ese astillero de Papenburg, Alemania.

Consiste en 10 horas de recorrido, por 32 kilómetros, la mayoría del tiempo en reversa, por el estrecho río Ems, hasta llegar al Mar del Norte.

Lo que lo hace retante es que a veces hay fuertes vientos, el río es muy estrecho y barcos como estos que son enormes, tienen que tener un capitán experimentado “sacándolos” bien sin ningún contratiempo. 

Odyssey of the Seas. Video/Royal Caribbean.

Para ver el conveyance siempre hay numerosas personas en la orilla del río. Es todo un espectáculo y la gente del lugar, sale a despedir el crucero oficialmente, para siga en su última etapa de construcción.

El Odyssey of the Seas es un barco enorme y muy moderno. Desplaza 169,000 toneladas gruesas, mide 1,138 pies de largo y 135 pies (41 metros) de ancho.

El barco, que es de la clase Quantum Ultra Class, reúne los elementos de los modernos Quantum, unido con otras novedades, que incluyen el SeaPlex, el centro de actividades interior más grande en el mar que ahora ofrecerá a los huéspedes un área interior y una exterior, con canchas deportivas, autos chocones (bumper cars), juegos láser, juegos interactivos digitales y pantallas  gigantes.

Además sus dos pisos que conforman el deck de la piscina, inspirada en el Caribe, tiene cuatro

Odyssey of the Seas. Foto/Royal Caribbean
Odyssey of the Seas. Foto/Royal Caribbean.

bañeras de hidromasaje y hamacas y casitas a la sombra en las cubiertas 14 y 15, y el bar exclusivo de dos niveles, el Lime & Coconut.

La variedad de entretenimiento aplica a pasajeros de todas las edades. Los jóvenes tienen acceso a su área exclusiva, Social180, que también incluye una terraza al aire libre, The Patio, para pasar el rato con vista al mar. Ellos tienen sala de juegos, películas, música y juegos al aire libre.

En el Odyssey por supuesto no faltan las numerosas opciones de comida, incluyendo el primer bar de vinos y cocina italiana Giovanni’s de Royal Caribbean.

Desde pizzas hechas a mano entregadas directamente del horno de pizza a una carta de vinos que va desde Sangiovese, a Super Tuscan, los pasajeros degustarán platillos italianos tradicionales y rústicos y platos mediterráneos frescos. Además el barco tendrá un Teppanyaki, el restaurante que sirve auténticos sabores asiáticos cocinados en uno de los estilos tradicionales de Japón,  Izumi, para sushi, carnes en Chops Grille, el epicúreo Chef’s Table, y una cocina imaginativa en Wonderland.

Para entretenimiento tiene el simulador de surf FlowRider, el Rip Cord by iFly, el simulador de paracaidismo, Odyssey satisfará a cualquier buscador de adrenalina, la pared de escalar de 40 pies, el SkyPad que desafía la gravedad, la experiencia de realidad virtual y trampolín bungee y una súper vistas de 360 ​​grados con la cápsula de observación de vidrio North Star que se extiende 300 pies (91 metros) sobre el océano.

En cuanto a obras artísticas y producciones exclusivas prepárate para disfrutar con tecnología inmersiva, efectos especiales incomparables y talentos líderes en el mundo.

Fusionando arte y tecnología, Two70 cuenta con ventanas panorámicas de 270 grados con vistas panorámicas al océano en una amplia sala de estar de área abierta, que se transforma a plena vista en una sala de 135 pies de ancho (41 metros) y 22 pies de alto (6 metros) y pantalla con tecnología Vistarama. Por la noche, el lugar se transforma en un teatro multidimensional, donde un grupo de seis ágiles Roboscreens cobran vida en sincronía con música, efectos especiales y artistas en vivo y trapecistas. 

El barco de Royal Caribbean tendrá otra primicia y es que debutará en Haifa, Israel, este mes de mayo. Los residentes de Israel serán los primeros en experimentar el barco en viajes de 3 a 7 noches visitando las islas griegas, como Santorini, Mikonos, Rodas y Atenas, así como Chipre, para luego regresar a Haifa.. Luego, Odyssey cruzará el Atlántico para comenzar su temporada inaugural en América del Norte en noviembre, con viajes de 6 a 8 noches desde Fort Lauderdale y visitando destinos como Curazao y Aruba.

Contenidos relacionados

Siguen los cambios en la industria de cruceros y esta vez el turno le toca nuevamente a Royal Caribbean, que anunció que el Majesty of the Seas y el Empress, fueron vendidos a una empresa asiática, no revelada. 

Empress of the Seas. Foto/Royal Caribbean.
Empress of the Seas. Foto/Royal Caribbean.

Estos barcos son los más antiguos de la flota y en una empresa donde las novedades son la orden del día, esto podría pasar por alto. Es más, se sabe y se entiende de los numerosos cambios obligados por la pandemia del coronavirus, pero a estos barcos en particular se les tenía mucho cariño.

Para  nosotros, especialmente porque el Empress of the Seas era uno de viaje obligado saliendo desde San Juan, Puerto Rico. Para finales de la década de los 90 y principios de los años 2000, todo el mundo allí hablaba del Empress. Era una fórmula ganadora: moderno para esos tiempos, con viajes cortos, a principios solo de tres y cuatro noches, y luego de cinco, económico y saliendo directo desde San Juan. Así que era la opción favorita de viajeros para unas vacaciones perfectas.

Fue la empresa de A&A Tours, fundada en Puerto Rico por Alina Castellanos, la responsable de una excelente maquinaria de mercadeo, representando a Royal Caribbean en la Isla y en el Caribe. Esto hizo que todos conocieran el barco y las agencias de viaje tuvieran grandes ventas. En un momento dado, había cinco barcos de Royal Caribbean y de Celebrity Cruises, en la Bahía de San Juan. Ambas de la misma empresa matriz Royal Caribbean Group, y eso dio paso a una conocida campaña publicitaria por parte de A&A de “La Bahía es Nuestra”. 

El barco, estrenado en 1990, en realidad era pequeñito si lo comparamos con los colosales de ahora, solo desplazaba 48, 000 Toneladas Gruesas, pero tuvo muchas primicias cuando estrenó y cumplió muy bien su cometido. Ahora será parte de la historia, junto con el Majesty of the Seas, estrenado en 1992. Royal  Caribbean destacó del Empress que fue el primer barco diseñado para cruceros de tres y cuatro noches cuando debutó en 1990, con sus primeros viajes visitando Las Bahamas desde Miami. También fue el primero que zarpó de Cape Liberty en Bayonne, Nueva Jersey cuando Royal Caribbean abrió la terminal en 2004 y en 2017, fue el que hizo el inaugural de la línea de cruceros global a Cuba. El Majesty  por su parte, fue el más grande de la flota de Royal Caribbean cuando se estrenó. 

“Es una medida difícil pero necesaria. Estos barcos dejan marcas indelebles en la industria de los cruceros con su diseño y tamaño revolucionarios. Considerados como los barcos más innovadores de la industria de cruceros cuando se presentaron, continuaron haciendo historia a lo largo de sus más de tres décadas de servicio”, dijo Michael Bayley, presidente y director ejecutivo de Royal Caribbean International. 

El anuncio tiene otras vertientes más allá de una venta. Para Puerto Rico es un barco menos como homeport, dejando a la isla caribeña con muy opciones para viajar directamente desde allí. 

Sin embargo, la estrategia de vender los barcos ha sido una que ya hemos visto durante la pandemia. Especialmente los barcos más antiguos como el Fascination de Carnival, que también tenía a Puerto Rico como puerto base. ¿Veremos más cambios? Definitivo. Este tipo de ventas no se anuncia con anticipación y llegan de sorpresa, pero también hay muchos cambios en itinerarios obligados por el cese tan extenso de los cruceros, y porque todavía la pandemia no se ha controlado. Seguiremos informando.

El primer barco de Royal Caribbean en navegar en Asia, luego del receso por la pandemia, reportó un caso de coronavirus. El Quantum of the Seas empezó a navegar desde Singapur, el 1ro. de diciembre, en travesías cortas de tres y cuatro noches, y solamente con pasajeros de ese país asiático. 

Royal Caribbean había mostrado previamente todas las medidas de salud y seguridad que estaba tomando en estos viajes, que se consideraban de prueba. Se esperan que estas se implementen a medida que sus barcos vuelvan a navegar. Las mismas han sido recomendadas por su “Healthy Panel”, un panel de científicos expertos, creado en conjunto con Norwegian Cruise Holding.  Dentro de las medidas ya establecidas en el Quantum se incluyen desde el uso de mascarillas para practicar deportes y actividades como el uso del RipCord by IFly, (un simulador de skydiving) hasta un “tracelet”, un  brazalete para el rastreo de los pasajeros a bordo. 

Estos viajes son un “nowhere cruise”, es decir no van a ningún puerto, el barco solo se mantiene navegando. Este era el tercero de ellos, que zarpó el lunes, 7 de diciembre, y el caso positivo fue reportado a través del Board de Turismo de Singapur. El barco, que llevaba 1,680 pasajeros y 1,148 tripulantes, retornó a puerto y el próximo viaje, en agenda para salir mañana, jueves, 10 de diciembre, fue cancelado. 

Royal Caribbean indicó que a todos los tripulantes que tuvieron contacto con el pasajero de 83 años que dio positivo, se les hizo la prueba y todos resultaron negativos. Al pasajero enfermo se le había hecho la prueba antes de abordar el Quantum, y también había resultado negativo. Luego detectarse el caso, los pasajeros estuvieron encerrados en su habitación, hasta que se les autorizó el desembarque. Como parte de los protocolos establecidos por la empresa de cruceros y las autoridades de Singapur, los pasajeros deben hacerse la prueba entre 48 a 72 horas antes del embarque.

Si eres de los que sueñas con volver a navegar y quieres ser de los primeros en viajar en un barco desde aguas de Estados Unidos, aquí te decimos qué tienes que hacer para ir como voluntario en los primeros cruceros de Royal Caribbean.

Oasis of the Seas, de Royal Caribbean Foto Gregorio Mayi.
Oasis of the Seas, de Royal Caribbean. Foto/Gregorio Mayi.

Aunque todavía hay muchas interrogantes, lo primero que debes hacer es registrarte en la página de Facebook que creó la empresa, Volunteer of the Seas.

Ahí te indica que debes solo someter una respuesta por tu grupo viajero y asegurarte que toda la información que ofrezcas es correcta. 

Solo está disponible para mayores de 18 de años, y todos los viajeros deben cumplir con ese requisite de edad.

En el formulario te preguntarán cuántas personas viajarían contigo de ser seleccionado, y te pide la información de contacto, nombre completo, ciudadanía y tu correo electrónico. Al terminar esas simples preguntas te indican que puedes guardar un copia de pantalla o screenshot como evidencia.

Royal Caribbean no brindó información de cuándo serán estos viajes de prueba, que son requeridos por los Centros de Control y Prevención de Enfermedades (CDC) antes de dar la certificación final para que los cruceros puedan tener viajes con pasajeros regulares (con capacidad limitada).

Pero sí ha dicho que han recibido más de 5,000 correos electrónicos, mensajes y comentarios de medios sociales pidiendo ser voluntarios en estos viajes y decidieron por ello abrir ese registro. 

Curiosamente aunque muchos piensan que los viajeros estarían preocupados por ir en crucero, la abrumadora mayoría están no solo deseosos de viajar, sino más que dispuestos a ir en los primeros viajes. 

Para volver a navegar, los cruceros deberán cumplir con estrictos protocolos y reglas de higiene y salud, que incluyen hacer pruebas de COVID-19  a todos los pasajeros y tripulantes y establecer un programa para evitar la propagación del virus a bordo, en caso de que haya algún pasajero enfermo. 

Las líneas de crucero han trabajo estos meses intensamente y han contratado personal especializado con científicos de renombre mundial para cumplir con todos los requisitos. 

Ya los CDC levantaron la Orden de No Navegar el 31 de octubre, y ahora están en la etapa de recibir la información de lo que han hecho los cruceros para cumplir las reglas. Una vez la reciban, empezarán a aprobar estos viajes simulados y luego, los viajes regulares.

App de Royal Caribbean rediseñado a tono con la actualidad

Cuando los barcos vuelvan a navegar en Estados Unidos, luego de estar detenidos por la pandemia del coronavirus, la tecnología jugará un papel importante.

En Royal Caribbean por ejemplo, pondrán su app más sofisticado de manera que sea un instrumento para ayudar a viajar seguro y saludable.

El grupo de líneas de crucero, que incluye Royal Caribbean, Azamara y Celebrity Cruises ya tiene su app, pero esperan usarlo ahora para eliminar los que típicamente han sido considerados puntos débiles de cualquier viaje: colas o filas, multitudes y papeleo. Esto último en los puertos, especialmente cuando los viajeros no llegan con toda la documentación requerida o no han hecho su registro online.

Celebrity Cruises. Foto Gregorio Mayi.
Celebrity Cruises. Foto/Gregorio Mayi.

El grupo de Royal Caribbean también estrenarán el novedoso sistema de simulacro de seguridad, Muster 2.0, con el que han estado trabajando desde antes de la pandemia por más de un año.

Royal Caribbean. Foto gregorio Mayi.
Royal Caribbean. Foto/Gregorio Mayi.

Aunque el simulacro o drill sigue siendo obligatorio y es un paso muy importante para el viajero, ellos lo han personalizado más y los viajeros podrán hacerlo al momento más conveniente para ellos, antes de zarpar. Con esto, además de hacerlo más rápido, eliminan las tradicionales reuniones en los teatros o restaurantes con grupos de cientos o miles de pasajeros en sus barcos más grandes.

App de Royal Caribbean. Imagen/Royal Caribbean International.

Para estas nuevas funciones en la aplicación que se había estrenado en el 2017, se estará haciendo un rediseño para estar a tono con las necesidades actuales.

Principales funciones que incluye el app de Royal Caribbean
  • El recientemente anunciado Muster 2.0 – una de las partes menos “amadas” pero más importantes de los cruceros- el simulacro de seguridad-, se transforma y, de ser un proceso diseñado para grandes grupos de personas, pasa a convertirse en algo más rápido, personal e individual que cada pasajero puede completar en el momento que decida.
  • Horarios de llegada programados – horarios de llegada escalonados para los pasajeros. Algo que ayuda a eliminar multitudes gestionando los flujos en los parkings, áreas de llegada y terminales para garantizar que se mantiene el distanciamiento físico desde el carro hasta los camarotes.
  • Embarque rápido – completando el check-in mediante la aplicación, escaneando la información del pasaporte y subiendo una fotografía tipo selfie para seguridad, los pasajeros pueden generar una tarjeta de embarque móvil para un embarque rápido. La experiencia digital se estrenó en el 2018 y minimiza las filas en el check-in y en los controles de seguridad en los puertos, permitiendo a los pasajeros embarcar de un modo fluido y seguro en muy pocos minutos.
  • Llave digital – los pasajeros pueden abrir sus camarotes con sus smartphones simplemente descargándose una llave digital, disponible en algunos barcos y camarotes concretos.
  • Camarotes domotizados– usando su smartphone o celular inteligente, los pasajeros pueden controlar elementos del interior de sus camarotes como la TV, la iluminación, las persianas y temperatura, limitando las superficies táctiles de contacto mientras se consiguen los niveles más altos de customización de los camarotes.
  • Cuenta a bordo – los pasajeros pueden controlar los cargos y créditos de su cuenta en tiempo real desde cualquier lugar del barco sin tener que esperar ninguna cola.
  • Planificación diaria– actividades a bordo, espectáculos, restaurantes y excursiones se pueden también visualizar y reservar vía la aplicación móvil.

El Dr. Calvin Johnson, ex Secretario de Salud de Pensilvania dirigirá la planificación estratégica y la operación del programa de salud global de la empresa

Royal Caribbean Group ha nombrado al Dr. Calvin Johnson como su jefe mundial de salud pública y director médico. En este nuevo cargo, Johnson dirigirá la política de salud y bienestar a nivel mundial del grupo, administrará su salud pública y su práctica clínica, y determinará los planes estratégicos y las operaciones de su organización mundial de atención de la salud. Johnson también colaborará con el panel Healthy Sail para asegurar que la empresa establezca y aplique sus protocolos y recomendaciones.

Royal Caribbean. Foto/Gregorio Mayi.
Royal Caribbean. Foto/Gregorio Mayi.

“La amplia experiencia de Calvin en salud pública y atención clínica nos ayudará a elevar el nivel de protección de la salud de nuestros huéspedes, nuestra tripulación y las comunidades a las que servimos”, dijo Richard Fain, presidente de la junta directiva y CEO de Royal Caribbean Group. “Calvin también trabajará estrechamente con el recién anunciado panel Healthy Sail para asegurar que establezcamos e implementemos los mejores protocolos y procedimientos de salud”. 

El Dr. Johnson tiene una sólida preparación en la protección de la salud pública a través de la innovación en la prestación de servicios, el desarrollo y análisis de políticas y la capacitación y el desarrollo de liderazgo. Ha dirigido con éxito importantes esfuerzos de respuesta durante brotes activos de enfermedades infecciosas y fue responsable de asegurar todos los aspectos de la atención al paciente mientras supervisaba una operación clínica con 1,300 profesionales de la salud y más de 300,000 personas. 

“El Royal Caribbean Group se ha comprometido a ir más allá de los requisitos para lograr soluciones verdaderamente innovadoras”, dijo Johnson. “Me entusiasma unirme al líder de la industria, que está estableciendo claramente el camino a seguir en la gestión de las iniciativas de salud pública y la protección de la salud y la seguridad.

El panel Healthy Sail está realizando una labor fundamental para ayudarnos a desarrollar normas mejoradas y lograr la preparación para la vuelta al servicio, y aguardo con gran interés participar en esa labor”. El Dr. Johnson, más recientemente director de Altre Strategic Solutions Group, es el ex director médico de Corizon Health, en ese entonces el mayor proveedor de atención médica correccional en los Estados Unidos, y del sistema de salud de Temple University.

Fue Secretario de Salud del Estado de Pensilvania de 2003 a 2008 y director médico del Departamento de Salud de la Ciudad de Nueva York de 1998 a 1999. Obtuvo su título de médico en la Facultad de Medicina de Johns Hopkins University, una maestría en salud pública en la Facultad de Salud Pública Bloomberg de Johns Hopkins University y una licenciatura en química de Morehouse College.