fbpx
Tag

Covid-19

Browsing

El Oasis of the Seas, uno de los barcos más grandes del mundo, que pertenece a Royal Caribbean, ya está navegando con pasajeros.

Oasis of the Seas – First Arrival in New York on Aust 18, 2021 Royal Caribbean International

Esto luego de haber recibido el visto bueno de los Centros para el Control y Prevención de Enfermedades que evaluaron las medidas tomadas por la empresa, muchas requeridas y otras iniciativas propias de Royal Caribbean.

Foto Galería:

Simulacro de seguridad

Imagen 1 De 16

Ya no es necesario hacer el simulacro o drill simultáneo con un gran grupo. Solo tienes que ver el video de seguridad en tu cabina y dirigirte en horario flexible a tu lugar de reunión en caso de emergencia, identificado en tu tarjeta de cabina (llave). Royal Caribbean ya cambió de manera permanente la forma de hacer los simulacros. Foto Gregorio Mayí.

Para presentarlas, el barco hizo un crucero simulado (de prueba) desde Cape Liberty, en New Jersey, por seis noches, y al terminarlo recibió la aprobación. Ahora hace travesías de siete días por Las Bahamas y en noviembre irá a la Florida.

Estuvimos en ese crucero de prueba, y mira en nuestra foto galería todas las medidas que vimos:

Haz click aquí para conocer nuestra experiencia en el crucero simulado del Oasis of the Seas

Con la puesta en vigor de la orden de los Centros de Control y Prevención de Enfermedades (CDC), sobre la regla de tener una prueba de COVID-19 negativa, para poder entrar a Estados Unidos, a partir del 26 de enero de 2021, traemos esta serie de preguntas y respuestas, para aclarar dudas a los viajeros.

Aeropuerto Internacional John F. Kennedy de New York. Foto/Gregorio Mayi.

Para aclarar, primero veamos lo que dice la orden:

Si planea viajar internacionalmente, deberá hacerse la prueba no más de 3 días antes de viajar en avión a los Estados Unidos. Deberá mostrar su resultado negativo a la aerolínea antes de abordar su vuelo, o estar preparado para mostrar documentación de recuperación (prueba de una prueba viral positiva reciente y una carta de su proveedor de atención médica o un funcionario de salud pública que indique que fue autorizado para viajar.

Los pasajeros aéreos también deberán confirmar que la información que presentan es verdadera en forma de certificación. Esta Orden, que se avisó el 12 de enero, entra en vigencia a partir de las 12:01 am EST (5:01 am GMT) del 26 de enero de 2021.

Preguntas y respuestas más frecuentes

Estas son las preguntas y respuestas más frecuentes que nos están haciendo los viajeros. Parte de esta información está contenida en la página oficial de los CDC.

¿Esta orden es para ciudadanos o residentes americanos, o para visitantes extranjeros?

Esta orden aplica a todos los viajeros que llegan por avión desde un destino internacional, es decir de que viajen desde otro lugar que no sea Estados Unidos, y que tengan 2 años o más.

¿Si viajo hacia o desde Puerto Rico o Hawai, tengo que hacerme la prueba?

No, esta regla no se aplica a los pasajeros aéreos que vuelan desde un territorio o posesión de Estados Unidos. Estos son Samoa Americana, Guam, las Islas Marianas del Norte, Puerto Rico y las Islas Vírgenes Americanas. Hawai es un estado del país.

¿Cómo puedo hacerme la prueba si estoy de turista en un hotel del Caribe? ¿Es cierto que la proveen gratis?

Tiene que verificar con su agencia de viajes o con el hotel directamente. Cada uno tiene políticas diferentes. En algunos casos puede hacerse la prueba en el mismo hotel, y gratis, pero en otros casos, debe ir a un laboratorio o tendría que pagar. Antes de viajar es importante que esté informado de esto, no viaje sin saber cómo cumplirá con esa orden.

¿Qué pasa si mi vuelo se retrasa, me hice la prueba, pero pasaron las 72 horas requeridas?

Deberá repetirse la prueba.

¿Qué pasa si mi prueba sale positivo al COVID-19?

No podrá viajar y tendrá que quedarse en cuarentena en el país en que se encuentre. Además tendrá que cubrir los gastos de esa cuarentena. Entiéndase hotel, comidas, transporte y gastos médicos si es necesario. La excepción a esto son las cadenas de hoteles “todo incluido” del Caribe y México, algunas de las cuales están ofreciendo la cuarentena gratis a sus viajeros. O la mejor opción, tener un seguro de viajes que le cubra esta eventualidad. Nuevamente recomendamos la orientación completa antes de viajar, no deje esto al azar.

¿Hasta cuándo está vigente esa orden?

No hay fecha determinada de terminación.

¿Se aplica esta orden a los cruces fronterizos terrestres?

No, solo se aplican a los viajes aéreos a EE. UU.

¿Qué pasa si no tengo la prueba realizada y llego al aeropuerto?

Le será negado su abordaje al avión. No podrá viajar, y los gastos que incurra por cambio de pasaje, transporte o alojamiento, son su responsabilidad.

¿Quién se asegura que los viajeros tengan una prueba negativa o documentación de recuperación antes de abordar un avión a los EE. UU.?

La aerolínea corroborará sus documentos.

¿Al ingresar a Estados Unidos, tengo que hacer cuarentena?

Esa es la gran pregunta porque la información no está clara. De todas maneras hay estados y ciudades que están requiriendo cuarentena. Le sugerimos que verifique antes de viajar, cuáles son los requisitos y las reglas para su destino de llegada a Estados Unidos. Evite sorpresas de última hora.

Para planificar sus vacaciones complete este formulario:

    *Ofertas de viajes y venta de todos los servicios turísticos, disponibles a través de nuestra agencia partner autorizada, bestvacationsandcruises.com Cruise Planners

    El nuevo requisito para viajar a Estados Unidos es una orden de los Centros de Control y Prevención de Enfermedades (CDC). La nueva regla de tener una prueba de COVID-19 negativa, para poder entrar a Estados Unidos, fue puesta en vigor a partir del 26 de enero de 2021. Te traemos esta serie de preguntas y respuestas, para aclarar dudas.

    Aeropuerto Internacional John F. Kennedy de New York. Foto/Gregorio Mayi.
    Aeropuerto Internacional John F. Kennedy de New York. Foto/Gregorio Mayi.
    Para aclarar, primero veamos lo que dice la orden:

    Si planea viajar internacionalmente, deberá hacerse la prueba no más de 3 días antes de viajar en avión a los Estados Unidos. Deberá mostrar su resultado negativo a la aerolínea antes de abordar su vuelo, o estar preparado para mostrar documentación de recuperación (prueba de una prueba viral positiva reciente y una carta de su proveedor de atención médica o un funcionario de salud pública que indique que fue autorizado para viajar.

    Los pasajeros aéreos también deberán confirmar que la información que presentan es verdadera en forma de certificación. Esta Orden, que se avisó el 12 de enero, entra en vigencia a partir de las 12:01 am EST (5:01 am GMT) del 26 de enero de 2021.

    Preguntas y respuestas más frecuentes

    Estas son las preguntas y respuestas más frecuentes que nos están haciendo los viajeros. Parte de esta información está contenida en la página oficial de los CDC.

    ¿Esta orden es para ciudadanos o residentes americanos, o para visitantes extranjeros?

    Esta orden aplica a todos los viajeros que llegan por avión desde un destino internacional, es decir de que viajen desde otro lugar que no sea Estados Unidos, y que tengan 2 años o más.

    ¿Si viajo hacia o desde Puerto Rico o Hawai, tengo que hacerme la prueba?

    No, esta regla no se aplica a los pasajeros aéreos que vuelan desde un territorio o posesión de Estados Unidos. Estos son Samoa Americana, Guam, las Islas Marianas del Norte, Puerto Rico y las Islas Vírgenes Americanas. Hawai es un estado del país.

    ¿Cómo puedo hacerme la prueba si estoy de turista en un hotel del Caribe? ¿Es cierto que la proveen gratis?

    Tiene que verificar con su agencia de viajes o con el hotel directamente. Cada uno tiene políticas diferentes. En algunos casos puede hacerse la prueba en el mismo hotel, y gratis, pero en otros casos, debe ir a un laboratorio o tendría que pagar. Antes de viajar es importante que esté informado de esto, no viaje sin saber cómo cumplirá con esa orden.

    ¿Qué pasa si mi vuelo se retrasa, me hice la prueba, pero pasaron las 72 horas requeridas?

    Deberá repetirse la prueba

    ¿Qué pasa si mi prueba sale positivo al COVID-19?

    No podrá viajar y tendrá que quedarse en cuarentena en el país en que se encuentre. Además tendrá que cubrir los gastos de esa cuarentena. Entiéndase hotel, comidas, transporte y gastos médicos si es necesario. La excepción a esto son las cadenas de hoteles “todo incluido” del Caribe y México, algunas de las cuales están ofreciendo la cuarentena gratis a sus viajeros. O la mejor opción, tener un seguro de viajes que le cubra esta eventualidad. Nuevamente recomendamos la orientación completa antes de viajar, no deje esto al azar.

    ¿Hasta cuándo está vigente esa orden?

    No hay fecha determinada de terminación.

    ¿Se aplica esta orden a los cruces fronterizos terrestres?

    No, solo se aplican a los viajes aéreos a EE. UU.

    ¿Qué pasa si no tengo la prueba realizada y llego al aeropuerto?

    Le será negado su abordaje al avión. No podrá viajar, y los gastos que incurra por cambio de pasaje, transporte o alojamiento, son su responsabilidad.

    ¿Quién se asegura que los viajeros tengan una prueba negativa o documentación de recuperación antes de abordar un avión a los EE. UU.?

    La aerolínea corroborará sus documentos.

    ¿Al ingresar a Estados Unidos, tengo que hacer cuarentena?

    Esa es la gran pregunta porque la información no está clara. De todas maneras hay estados y ciudades que están requiriendo cuarentena. Le sugerimos que verifique antes de viajar, cuáles son los requisitos y las reglas para su destino de llegada a Estados Unidos. Evite sorpresas de última hora.

    La más reciente notificación oficial de los Centros para el Control y Prevención de Enfermedades (CDC), coloca los viajes en crucero en el Nivel 4 (muy alto riesgo), subiendo un escalón al Nivel 3 (alto riesgo), en que habían sido clasificados previamente.

    Barcos en puerto de Las Bahamas. Foto/Gregorio Mayi.

    Los CDC dijeron en esta nueva comunicación, del 21 de noviembre de 2020, que es especialmente importante que las personas con un mayor riesgo de enfermedades graves eviten viajar en cruceros en todo el mundo, incluyendo los cruceros de río.

    “Los pasajeros de cruceros tienen un mayor riesgo de propagación de persona a persona de enfermedades infecciosas, incluido COVID-19, y se han informado brotes de COVID-19 en cruceros”, indicó esa agencia de prevención y control de enfermedades.

    Es importante destacar que el 30 de octubre, los CDC levantaron la Orden de No Navegar para cruceros en aguas estadounidenses, creando un nuevo proceso para una vuelta al mar de manera controlada. Este regreso no tenía fecha todavía, pero el rebrote de la pandemia en Estados Unidos, donde ayer hubo más de 195,000 casos positivos confirmados en un solo día, hace más lejana la esperada vuelta al mar.

    Además quienes decidan viajar (en Estados Unidos todavía no hay cruceros), deben hacerse la prueba de tres a cinco días después de su viaje y quedarse en casa durante siete días después del viaje. Aunque den negativo en las pruebas se recomienda que se queden en sus casas por siete días y de no hacerse la prueba, el período para quedarse en casa es de 14 días.

    Las líneas de cruceros estadounidenses han estado trabajando con los nuevos protocolos y requisitos exigidos por los CDC, para presentarlos a esa entidad, y luego de ser aprobados, empezar los cruceros de prueba en unos viajes que no serán comerciales, aunque algunos como Royal Caribbean, han dicho que llevarán voluntarios. Una vez aprobados esos cruceros, pasarán entonces a la reanudación de viajes comerciales, por fases, desde ciertos puertos y con una duración máxima de siete días en la primera etapa.

    Por ahora parece que falta tiempo para eso. Habrá que seguir esperando y mirar de cerca la evolución de la pandemia, aunque ahora hay una esperanza por la aprobación de las vacunas contra el COVID-19.

    Contenidos relacionados

    La Administración de Seguridad del Transporte (TSA) se ha preparado para una temporada de viajes muy diferente dada la evolución de la pandemia COVID-19.

    TSA-Plexiglass instalado en San Juan-Foto TSA
    TSA-Plexiglass instalado en aeropuerto. Foto TSA

    TSA ha implemetó cambios en el proceso de detección de seguridad que reducen el potencial de contaminación cruzada en el punto de control de seguridad de los aeropuertos, en un esfuerzo por ayudar a prevenir la propagación de COVID-19. TSA ya comenzó la implementación de esos cambios, y se estarán implementando en los aeropuertos de todo el país.

    “En interés de los trabajadores de primera línea de TSA y la salud de los viajeros, TSA se compromete a realizar cambios prudentes en nuestros procesos de detección para limitar el contacto físico y aumentar la distancia física tanto como sea posible”, dijo el administrador de la TSA, David Pekoske. “Continuamos evaluando nuestras medidas de seguridad con miras a tomar decisiones inteligentes y oportunas que beneficien la salud y la seguridad, así como la experiencia del viajero”.

    Qué debes esperar como viajero con los cambios de procedimientos implementados por el TSA

    1- Manten la posesión de tu pase de abordar.

    En lugar de entregar tu tarjeta de embarque a un oficial de la TSA en el podio de documentos de viaje, ahora debes colocar tu tarjeta de embarque (en papel o electrónica) en el lector de tarjetas de embarque.

    Después de escanear, debes sostener tu tarjeta de embarque hacia el oficial de la TSA para permitir que el oficial la inspeccione visualmente. Este cambio reduce la necesidad del oficial de la TSA, de tocar tu tarjeta de embarque, lo que reduce el potencial de contaminación cruzada.

    2- Alimentos separados para el examen de rayos X.

    Debes colocar tus alimentos de mano en una bolsa de plástico transparente y colocar esa bolsa en un contenedor. Los alimentos a menudo activan una alarma durante el proceso de selección. Separar la comida de la bolsa de mano, disminuye la probabilidad de que un oficial de la TSA abra la bolsa de mano y retire los alimentos para una inspección más cercana.

    Este requisito permite el distanciamiento social, reduce la necesidad del oficial de la TSA de tocar el recipiente de comida y reduce el potencial de contaminación cruzada. Los miembros de TSA Precheck no necesitan sacar artículos de sus bolsas.

    3- Empaque inteligente.

    Debes tener especial cuidado para asegurarte de que no tengas artículos prohibidos, como líquidos, geles o aerosoles en cantidades mayores a 3.4 onzas, en tus bolsas de mano (botellas de agua, champú).

    En respuesta a COVID-19, TSA está permitiendo un contenedor de desinfectante de manos líquido, hasta 12 onzas por pasajero, en bolsas de mano. Se requiere que los pasajeros retiren el desinfectante de manos de la bolsa de mano antes de enviarlo a un examen de rayos X.

    Si se descubre que una bolsa contiene un artículo prohibido, se te puede indicar que regreses a la mesa fuera de la seguridad con tus bolsas de mano para retirar el artículo y desecharlo.

    También puedes ser enviado de vuelta fuera de la seguridad para que retire los elementos que originalmente debieron haber sido expuestos (como computadoras portátiles, líquidos, geles, aerosoles y dispositivos electrónicos grandes) y volver a enviar tus propiedades para la detección de rayos X.

    4- Practica el distanciamiento social.

    Los pasajeros deben permitir el distanciamiento social para reducir el contacto directo entre empleados y viajeros siempre que sea posible sin comprometer la seguridad. Los ajustes notables que conducen al punto de control de seguridad incluyen, aumentar la distancia entre las personas a medida que ingresan al punto de control de seguridad, colocar recordatorios visuales del espacio apropiado en los pisos del punto de control y escalonar el uso de carriles cuando sea posible. No hay dos aeropuertos iguales, por lo que esto podría verse un poco diferente en cada aeropuerto.

    5- Use protección facial.

    Los oficiales de la TSA en los puntos de control ahora usan protección facial. Se alienta a que uses protección facial en el puesto de control también. Sin embargo, ten en cuenta que puedes necesitar ajustarlo durante el proceso de revisión. También se alienta a que retires artículos como cinturones y artículos de sus bolsillos, como billeteras, llaves y teléfonos, y los coloque directamente en tu bolsa de mano en lugar de en los contenedores para reducir los puntos de contacto durante el proceso de revisión.

    Los viajeros que no han volado desde la pandemia también pueden notar otros cambios. Incluyen:

    • Uso reducido del carril de seguridad debido a la reducción en el volumen de pasajeros.
    • Todos los oficiales de la TSA en los puestos de control con máscaras y guantes.
    • Los oficiales de la TSA opcionalmente usan protección para los ojos y protectores faciales de plástico transparente en algunos lugares.
    • Los oficiales de la TSA continuarán la práctica de cambiar los guantes después de cada revisión.
    • Blindaje plástico instalado en muchos podios de documentos de viaje, desinversiones, búsqueda de bolsas y lugares de entrega.
    • Oficiales de la TSA que practican el distanciamiento social.
    • Limpieza y desinfección de rutina de superficies que se tocan con frecuencia en el área del punto de control de detección.

    Muchas aerolíneas y aeropuertos también brindan orientación específica relacionada con COVID-19 a los viajeros.

     Consulta con tu aerolínea antes de tu viaje. Debes llegar temprano al aeropuerto con el tiempo requerido (dependiendo de si es vuelo doméstico o internacional) ya que el COVID-19 ha afectado el personal y las operaciones en todo el entorno del aeropuerto. Esto permitirá un tiempo adecuado para registrar las maletas, completar el control de seguridad y llegar a la puerta de embarque.

    Para más información de TSA durante la pandemia, visita aqui.

    La Administración de Seguridad del Transporte (TSA) se ha preparado para una temporada de viajes muy diferente dada la evolución de la pandemia COVID-19.

    TSA practica nuevas medidas de segurida en los aeropuertos. Foto/TSA

    TSA ha implemetó cambios en el proceso de detección de seguridad que reducen el potencial de contaminación cruzada en el punto de control de seguridad de los aeropuertos, en un esfuerzo por ayudar a prevenir la propagación de COVID-19. TSA ya comenzó la implementación de esos cambios, y se estarán implementando en los aeropuertos de todo el país.

    “En interés de los trabajadores de primera línea de TSA y la salud de los viajeros, TSA se compromete a realizar cambios prudentes en nuestros procesos de detección para limitar el contacto físico y aumentar la distancia física tanto como sea posible”, dijo el administrador de la TSA, David Pekoske. “Continuamos evaluando nuestras medidas de seguridad con miras a tomar decisiones inteligentes y oportunas que beneficien la salud y la seguridad, así como la experiencia del viajero”.

    Qué debes esperar como viajero con los cambios de procedimientos implementados por el TSA

    1- Manten la posesión de tu pase de abordar.

    En lugar de entregar tu tarjeta de embarque a un oficial de la TSA en el podio de documentos de viaje, ahora debes colocar tu tarjeta de embarque (en papel o electrónica) en el lector de tarjetas de embarque.

    Después de escanear, debes sostener tu tarjeta de embarque hacia el oficial de la TSA para permitir que el oficial la inspeccione visualmente. Este cambio reduce la necesidad del oficial de la TSA, de tocar tu tarjeta de embarque, lo que reduce el potencial de contaminación cruzada.

    2- Alimentos separados para el examen de rayos X.

    Debes colocar tus alimentos de mano en una bolsa de plástico transparente y colocar esa bolsa en un contenedor. Los alimentos a menudo activan una alarma durante el proceso de selección. Separar la comida de la bolsa de mano, disminuye la probabilidad de que un oficial de la TSA abra la bolsa de mano y retire los alimentos para una inspección más cercana.

    Este requisito permite el distanciamiento social, reduce la necesidad del oficial de la TSA de tocar el recipiente de comida y reduce el potencial de contaminación cruzada. Los miembros de TSA Precheck no necesitan sacar artículos de sus bolsas.

    3- Empaque inteligente.

    Debes tener especial cuidado para asegurarte de que no tengas artículos prohibidos, como líquidos, geles o aerosoles en cantidades mayores a 3.4 onzas, en tus bolsas de mano (botellas de agua, champú).

    En respuesta a COVID-19, TSA está permitiendo un contenedor de desinfectante de manos líquido, hasta 12 onzas por pasajero, en bolsas de mano. Se requiere que los pasajeros retiren el desinfectante de manos de la bolsa de mano antes de enviarlo a un examen de rayos X.

    Si se descubre que una bolsa contiene un artículo prohibido, se te puede indicar que regreses a la mesa fuera de la seguridad con tus bolsas de mano para retirar el artículo y desecharlo.

    También puedes ser enviado de vuelta fuera de la seguridad para que retire los elementos que originalmente debieron haber sido expuestos (como computadoras portátiles, líquidos, geles, aerosoles y dispositivos electrónicos grandes) y volver a enviar tus propiedades para la detección de rayos X.

    4- Practica el distanciamiento social.

    Los pasajeros deben permitir el distanciamiento social para reducir el contacto directo entre empleados y viajeros siempre que sea posible sin comprometer la seguridad. Los ajustes notables que conducen al punto de control de seguridad incluyen, aumentar la distancia entre las personas a medida que ingresan al punto de control de seguridad, colocar recordatorios visuales del espacio apropiado en los pisos del punto de control y escalonar el uso de carriles cuando sea posible. No hay dos aeropuertos iguales, por lo que esto podría verse un poco diferente en cada aeropuerto.

    5- Use protección facial.

    Los oficiales de la TSA en los puntos de control ahora usan protección facial. Se alienta a que uses protección facial en el puesto de control también. Sin embargo, ten en cuenta que puedes necesitar ajustarlo durante el proceso de revisión. También se alienta a que retires artículos como cinturones y artículos de sus bolsillos, como billeteras, llaves y teléfonos, y los coloque directamente en tu bolsa de mano en lugar de en los contenedores para reducir los puntos de contacto durante el proceso de revisión.

    Los viajeros que no han volado desde la pandemia también pueden notar otros cambios. Incluyen:

    • Uso reducido del carril de seguridad debido a la reducción en el volumen de pasajeros.
    • Todos los oficiales de la TSA en los puestos de control con máscaras y guantes.
    • Los oficiales de la TSA opcionalmente usan protección para los ojos y protectores faciales de plástico transparente en algunos lugares.
    • Los oficiales de la TSA continuarán la práctica de cambiar los guantes después de cada revisión.
    • Blindaje plástico instalado en muchos podios de documentos de viaje, desinversiones, búsqueda de bolsas y lugares de entrega.
    • Oficiales de la TSA que practican el distanciamiento social.
    • Limpieza y desinfección de rutina de superficies que se tocan con frecuencia en el área del punto de control de detección.

    Muchas aerolíneas y aeropuertos también brindan orientación específica relacionada con COVID-19 a los viajeros.

     Consulta con tu aerolínea antes de tu viaje. Debes llegar temprano al aeropuerto con el tiempo requerido (dependiendo de si es vuelo doméstico o internacional) ya que el COVID-19 ha afectado el personal y las operaciones en todo el entorno del aeropuerto. Esto permitirá un tiempo adecuado para registrar las maletas, completar el control de seguridad y llegar a la puerta de embarque.

    Para más información de TSA durante la pandemia, visite www.tsa.gov/coronavirus.

    La vuelta a navegar se hace más distante para los viajeros de cruceros. Hoy la Asociación Internacional de Líneas de Cruceros (CLIA) confirmó que el cese de operaciones de todas  las líneas de crucero que pertenecen a dicha asociación, se extenderá al menos hasta el 15 de septiembre.

    Cruceros en puerto. Foto Gregorio Mayi.

    Según la comunicación oficial de CLIA, todos los miembros de líneas de crucero de mar, acordaron extender voluntariamente la suspensión de viajes desde todos los puertos de Estados Unidos. “La actual Orden de No Navegar emitida por los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC) vencerá el 24 de julio, y aunque esperábamos que la actividad de cruceros pudiera reanudarse lo antes posible después de esa fecha, cada vez es más claro que será necesario más tiempo antes de volver a navegar”, dijeron.

     La asociación también indicó que confían que en el futuro los cruceros serán más saludables y seguros y reflejarán plenamente las últimas medidas de precaución para ayudar a garantizar los mejores intereses de los pasajeros y la tripulación.

    Ya varias líneas de crucero han informado su plan de salud a bordo y han presentado el programa de medidas en lo que también será el “nuevo normal” de viajes en cruceros. Norwegian Cruise Line fue la primera línea que informó oficialmente el programa a agentes de viajes y a sus pasajeros.

    Aunque todavía faltan detalles, el abarcador plan se enfocará en menos pasajeros, mantener distanciamiento social a bordo y un sofisticado sistema de chequeos de salud, con toma de temperatura varias veces al día, un proceso de embarque escalonado coordinado con las autoridades portuarias de cada lugar y el check in en línea, sin tener que hacerlo en el puerto, todas las soluciones con el mismo fin, de evitar aglomeración. Además, toda la tripulación se someterá a una evaluación exhaustiva antes del embarque y un monitoreo constante durante todo el viaje.

    La situación de las líneas de cruceros es una de las más difíciles en la industria turística en general. Golpeados fuertemente por la pandemia del coronavirus COVID-19, con cientos de pasajeros y empleados enfermos con el coronavirus, las líneas de crucero están lidiando todavía con la logística de devolver a sus países de origen a más de 400,000 empleados que están en barcos sin poder llegar a sus hogares.

    Aunque esta nueva pausa anunciada es hasta el 15 de septiembre, ya hay varios barcos que habían cancelado viajes y destinos específicos por toda la temporada del 2020, que se extiende en algunos casos hasta noviembre. Entre ellos se había confirmado que no se navegará por Alaska ni la ruta de Canadá-Nueva Inglaterra, esta última muy popular en el otoño y líneas como Disney Cruise Line, Royal Caribbean, Norwegian Cruise Line y otras, cancelaron completo su temporada por Europa en este año.

    Empresas como  Cunard ya confirmaron que navegarán a partir de noviembre, y otras como Crystal Cruises y Holland America han cancelado algunos viajes entre octubre y noviembre.

    Pero ya hay un ligero indicio de un panorama un poco más alentador, ya que líneas de barco como Hurtigruten reiniciaron operaciones limitadas con viajes locales en Noruega, y otras como Bahamas Paradise recibió autorización de los CDC para navegar.

    Sin embargo no hay una varita mágica para que los principales ejecutivos de cruceros puedan confirmar con exactitud cuándo regresarán, menos ahora en que se teme un repunte del coronavirus en Estados Unidos, lo que impactaría no solo los cruceros sino todo tipo de viajes.

    “Esta suspensión voluntaria aplica a todos los miembros de CLIA que estaban bajo la Orden de Prohibición de Navegación (buques con capacidad para transportar 250 personas o más). Las líneas de cruceros miembros de CLIA evaluarán continuamente la situación en evolución y determinarán si es necesaria una nueva extensión ”, explicó la asociación en su comunicación oficial.

    CLIA suministró unos datos que avalan la situación tan crítica de la industria, indicando que cada día de la suspensión de las operaciones de cruceros en Estados Unidos representa una pérdida total de aproximadamente $ 110 millones en actividad económica y hasta 800 empleos estadounidenses.

    Carnival Horizon. Foto/gregorio Mayi.
    Carnival Horizon. Foto/gregorio Mayi.

    Carnival Cruise Line informó a los huéspedes y agentes de viajes sobre un plan de reinicio de servicio para territorio norteamericano, por lo que no navegarán hasta el 1ro. de agosto y cuando reanuden servicio será por fases. La noticia más reciente sobre el receso de sus barcos debido a la pandemia del coronavirus los ponía a navegar desde finales de julio, pero ahora se ha extendido con este nuevo anuncio. El plan parece más real a tono con la crisis del coronavirus que todavía no termina y que incluso se habla de una posible vuelta con fuerza en otoño.

    Carnival Fantasy Foto/gregorio Mayi.
    Carnival Fantasy Foto/gregorio Mayi.

    Cuando reinicien lo harán con un total de ocho barcos desde Miami, Puerto Cañaveral y Galveston. Para todos los demás barcos, el receso en las operaciones se extenderá en América del Norte y Australia hasta el 31 de agosto.

    Carnival Horizon. Foto/gregorio Mayi.
    Carnival Horizon. Foto/gregorio Mayi.

    Este plan por fases incluye:

    Todos los cruceros norteamericanos del 27 de junio al 31 de julio serán cancelados.

    A partir del 1 de agosto, reanudarán los viajes en los siguientes barcos:

    Galveston: Carnival Dream, Carnival Freedom y Carnival Vista

    Miami: Carnival Horizon, Carnival Magic y Carnival Sensation

    Puerto Cañaveral: Carnival Breeze y Carnival Elation.

    Con excepción de los barcos mencionados, todos los demás cruceros por puertos de origen en América del Norte y Australia se cancelarán hasta el 31 de agosto.

    Todos los cruceros de Alaska Carnival Spirit desde Seattle serán cancelados, así como el crucero Carnival Spirit Vancouver-Honolulu el 25 de septiembre y el crucero transpacífico Honolulu-Brisbane el 6 de octubre.

    Todos los cruceros Carnival Splendor en Australia del 19 de junio al 31 de agosto serán cancelados.

    Carnival Vista. Foto/gregorio Mayi.
    Carnival Vista. Foto/gregorio Mayi.

    Los pasajeros que viajarían en esas fechas y que sus viajes les fue cancelado, así como los agentes de viaje, recibirán una notificación por correo electrónico, incluidas las opciones para un paquete combinado de crédito de crucero futuro (FCC) y crédito a bordo (OBC), o un reembolso completo. Los pasajeros pueden escoger lo que prefieran.

    Si reservó a través de agencia de viajes, comuníquese con ellos y si fue con la línea de cruceros, puede comunicarse directamente con el centro de servicio al cliente de ellos, pero preferible, dice Carnival, a través de internet, ya que todavía operan remoto desde el hogar de sus empleados, debido al cierre de oficinas impuesto localmente en el sur de Florida.

    “Estamos comprometidos a apoyar todos los esfuerzos de salud pública para manejar la situación COVID-19. Estamos adoptando un enfoque medido, enfocando nuestro retorno al servicio en un número selecto de puertos de origen donde tenemos operaciones más importantes a las que se puede acceder fácilmente en automóvil para la mayoría de nuestros huéspedes”, dijo la empresa de cruceros. 

    Además indicaron que usarán este tiempo adicional para continuar involucrando a expertos, funcionarios gubernamentales y partes interesadas en protocolos y procedimientos adicionales para proteger la salud y la seguridad de sus huéspedes, la tripulación y las comunidades a las que sirven. 

    El resto de las líneas de crucero han indicado que volverán a navegar en junio, en diferentes fechas, pero es una decisión que estarán evaluando para confirmar que se cumplen las reglas de seguridad establecidas por el gobierno y las autoridades de salud.